El Mesías, segunda entrada

El Aleluya de El Mesías, tiene ese sello inconfundible que poseen algunas músicas conocidas y admiradas durante siglos.
Puedes comenzar por ver la otra entrada sobre este famoso fragmento de uno de los oratorios más populares de la historia.

Su fama se debe, entre otras cosas, al ritmo repetitivo, al diseño elegido para la ocasión.
Hemos hablado en ocasiones de la popularidad que lacanzaron los coros en Haendel, debido sobre todo a que se les identificaba con el pueblo. Observa este diseño melódico-rítmico que abre el aleluya (combinando la voz de la soprano con la de contralto), y comprenderás por qué ha tenido tanto éxito:




Una vez vista la partitura y escuchada la obra puedes hacer un ejercicio similar a los de la PAU pinchando 


2 comentarios:

  1. Os dejo aquí un enlace a una versión del Aleluyah del Mesías (Haendel) que me gusta especialmente.
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=SVcmMPlZ5EY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura, es una versión muy bonita.

      Eliminar